Cirugía ginecológica

¿Te podemos ayudar?

944 101 990

¿Te podemos ayudar?

Déjanos tus datos y te llamamos para resolver tus dudas sin compromiso






Calidad y confianza

Casi 30 años cuidando de ti y los tuyos en nuestra cínica de Bilbao

Servicios profesionales

Equipo de sanitarios con una amplia trayectoria profesional

Vanguardia tecnológica

Ofrecemos la tecnología más puntera a nuestros pacientes

cirugia

A pesar de la gran variedad de fármacos disponibles actualmente para solventar problemas ginecológicos, hay situaciones en las que no queda más remedio que recurrir a la cirugía.

Salvo en casos puntuales, urgentes (embarazo ectópico, folículo hemorrágico, torsión ovárica, etc…), la cirugía ginecológica, como cualquier otra cirugía, es un acto programado.

Previamente hay que practicar un estudio preoperatorio que consiste en analítica, electrocardiograma y radiografía torácica. El equipo de anestesia se encarga de valorar los resultados, para detectar cualquier problema de salud que requiera demorar la cirugía hasta su   solución, o incluso cancelarla.

La indicación quirúrgica es clara: solucionar un problema que no se pueda de otra manera, y que las posibles complicaciones de la cirugía no superen los beneficios que intentan conseguirse para mejorar la salud. Previo a toda cirugía la paciente debe firmar un consentimiento informado.

Consiste en un escrito detallado en el que se explica la intervención propuesta, el tipo de anestesia, los riesgos que conlleva la operación, y las complicaciones que pudieren surgir durante la misma y que aconsejen una modificación del plan quirúrgico inicialmente propuesto. Clásicamente las intervenciones ginecológicas se realizaban por vía abdominal o vaginal. Y aún sigue siendo así en el caso de grandes masas abdominales (miomas uterinos o quistes ováricos voluminosos), determinada cirugía oncológica, o en los prolapsos e incontinencia.Desde hace ya casi 50 años, la aparición de la endoscopia ha supuesto un gran avance en cirugía.

Es una vía de abordaje que permite introducir ojos y dedos en el abdomen “sin tener que abrir la tripa”. Se requiere cierta habilidad natural, un periodo de aprendizaje y entrenamiento, y un aparataje especial.La cirugía endoscópica requiere, habitualmente, más tiempo que la “cirugía abierta”, pero a cambio permite ver mejor el campo quirúrgico, operar con incisiones más pequeñas, precisa menos días de ingreso hospitalario y la recuperación posterior es más rápida.

En la Clínica Euskalduna tenemos un equipo de ginecólogos/as con muchos años de experiencia realizando todo tipo de intervenciones quirúrgicas y solucionando todas las patologías gineco-obstétricas que se presentan en la consulta.

Seguros médicos admitidos


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies